Follow by Email

miércoles, 28 de diciembre de 2011

CONFESIONES JOYCE MEYER


CONFESIONES   JOYCE MEYER
"Soy una nueva criatura en Cristo: las cosas viejas pasaron:
he aquí todas son hechas nuevas" (2 Corintios 5:17).
"He muerto y he resucitado con Cristo, y estoy sentado en
lugares celestiales" (Efesios 2:5-6).
"He muerto al pecado y vivo para la justicia "(Romanos 6: 11).
"He sido liberado. Soy libre para amar, adorar y confiar, sin
temor al rechazo o a ser herido" (Juan 8:36; Romanos 8:1).
"[Soy un creyente, no alguien que duda!" (Marcos 5:36).
"Conozco la voz de Dios y siempre obedezco lo que Él me
dice" (Juan 10:3-5, 14-16,27; 14:15).
"Me encanta orar, alabar y adorar a Dios" (1 Tesalonicenses5: 17; Salmo 34: 1).
"El amor de Dios ha sido derramado en mi corazón por el Espíritu Santo" 
(Romanos 5:5).
"Me humillo ante Dios y Él me exalta" (1 Pedro 5:6).
"Soy creativa porque el Espíritu Santo vive en mí" (Juan 14:26;1 Corintios 6:19).
"Amo a todo el mundo, y todo el mundo me ama"
(1 Juan 3:14).
"Yo ejercito los dones del Espíritu Santo, los cuales son:
lenguas e interpretación de lenguas, realización de milagros,
discernimiento de espíritus, palabra de fe, palabra de ciencia,
palabra de sabiduría, sanidades y profecías" (1 Corintios 12:
8-10).
"Tengo un espíritu apto para enseñar" (2 Timoteo 2:24).
"Oraré y estudiaré la Palabra de Dios" (2 Timoteo 2: /5;
Lucas 18: / ).
"Nunca me cansaré ni me fatigaré cuando estudie la Palabra
de Dios, ore, ministre, o busque a Dios; estaré alerta y llena de
energía. Ya medida que estudio estaré más alerta y con mayor
energía"
(2 Tesalonicenses 3:/3; lsaías 40:31).
"Obedezco la Palabra y medito en ella todo el día" (Santiago
1:22; Salmo 1:2).
"Estoy ungida por Dios para el ministerio ¡Aleluya!" (Lucas
4: 18).
"El trabajo es bueno. Yo lo disfruto. ¡Gloria a Dios!"
(Eclesiastés 5: 19).
"Hago todo mi trabajo con excelencia y mucha prudencia,
utilizando al máximo mi tiempo" (Eclesiastés 9:10; Proverbios
22:29; Efesios 5: / 5-16).
"Soy una maestra de la Palabra" (Mateo 28: /9-20; Romanos
12:7).
"Me encanta ser de bendición para la gente y difundir el
Evangelio" (Mateo 28:19-20).
"Tengo compasión y comprensión para toda la gente" (1 Pedro
3:8).
"Pongo mis manos sobre los enfermos, y éstos se sanan"
(Marcos 16:18).
"Soy una persona responsable. Disfruto las responsabilidades
y las asumo en Cristo Jesús" (2 Corintios 11:28; Filipenses 4: 13).
"No juzgo con carnalidad a mis hermanos y hermanas en
Cristo Jesús. Como soy una mujer espiritual no soy juzgada por
nadie" (Juan 8:15; Romanos 14:10; 1 Corintios 2:15).
"No odio, todo lo contrario, perdono" (1 Juan2:11; Efesios4:32).
"Echo toda mi ansiedad sobre el Señor, porque Él tiene
cuidado de mí" (/ Pedro 5:7).
"No tengo espíritu de temor, sino de poder, de amor y de
dominio propio" (2 Timoteo 1:7).
"No le temo al hombre ni a su ira" (Jeremías / :8).
"No tengo temor, ni siento culpa o condenación" (1 Juan
4:18; Romanos 8:1).
"No soy pasiva en ningún asunto, y enfrento de inmediato
todas las cosas en mi vida" (Proverbios 27:23; Efesios 5:15-16).
"Someto todo pensamiento a la obediencia de Cristo Jesús;
destruyo toda fortaleza y derribo todo argumento y toda altivez
que se levanta contra el conocimiento de Dios" (2 Corintios 10:5).
"Ando en el Espíritu todo el tiempo" (Gálatas 5:16).
"No le doy al diablo lugar en mi vida. Lo resisto y tiene que
huir de mí" (Efesios 4:27; Santiago 4:7).
"Conozco al diablo y sus mentiras. Lo echo fuera y decido
creer la Palabra de Dios" (Juan 8:44; 2 Corintios 2: 11).
"Ninguna arma forjada contra mí prosperará, y condenaré
toda lengua que se levante contra mí en juicio. Demostraré que
está equivocada" (Isaias 54:17).
"Como un hombre es en su corazón, así es él. Por lo tanto,
todos mis pensamientos son positivos. No le permitiré al diablo
usar mi espíritu como un recipiente de basuras meditando en las
cosas negativas que él me ofrece" (Proverbios 23:7).
"No tengo de mí un concepto más alto del que debo tener"
(Romanos 12:3).
"Soy pronta para oír, tarda para hablar y lenta para
enojarme" (Santiago 1: 19).
"Dios abre mi boca y ningún hombre la puede cerrar. Dios la
cierra y nadie la puede abrir" (Apocalipsis 3:7).
"Yo no hablo cosas negativas" (Efesios 4:29).
"He hecho el propósito de que mi boca no hablará
transgresiones, sino de la justicia y de la alabanza a Dios todo
el día" (Salmo 17:3; 35:28).
"Soy una intercesora" (1 Timoteo 2:1).
"Abro mi boca con sabiduría, y la ley de clemencia está en mi
lengua" (Proverbios 31:26).
"Yo hago lo que digo, y llego a tiempo a donde voy" (Lucas
16:10; 2 Pedro 3:14).
"Nunca ato a un hermano o hermana con las palabras de mi
boca" (Mateo 18:18).
"Yo siempre animo. Yo construyo y edifico. Jamás derribo o
destruyo" (Romanos 15:2).
"Clamo al Altísimo quien me defiende y me recompensa" (2
Crónicas 16:9).
"Cuido mi cuerpo. Como lo apropiado, luzco bien, me siento
bien, y mi peso es el que Dios quiere que tenga" (1 Corintios
9:27; 1 Timoteo 4:8).
"Echo fuera los demonios; nada mortífero puede hacerme
daño" (Marcos 16:17-18).
"El dolor no me puede agobiar porque Jesús sufrió todos mis
dolores" (Isaías 53:3-4).
"No me apuro ni actúo con precipitación. Hago las cosas
una por una" (Proverbios 19:2; 21:5).
"Utilizo mi tiempo de oración y estudio sabiamente" (Efesios
5:15-16).
"Soy una esposa obediente y no hay rebelión en mí" (Efesios
5:22-24; 1 Samuel 15:23).
"Mi esposo es sabio. Él es el rey y sacerdote de mi hogar. Él
toma buenas decisiones" (Proverbios 31: 10-12; Apocalipsis 1:6;
Proverbios 21:1)
"Los miembros de mi familia son bendecidos en todos sus
asuntos. Somos bendecidos al salir y al entrar" (Deuteronomio
28:6).
"A mis hijos les gusta orar y estudiar la Palabra. Ellos alaban
a Dios con franqueza y decisión" (2 Timoteo 2:15).
"Mis hijos deciden correctamente de acuerdo a la Palabra de
Dios" (Salmos 119:130; Isaías 54:13)
"Todos mis hijos tienen muchos amigos cristianos, y Dios ha
preparado un esposo o esposa cristiana para cada uno de ellos"
(Proverbios 18:22).
"Mi hijo David tiene una personalidad dulce y no es rebelde"
(Efesios 6:1-3).
"Mi hija Laura actúa con sabiduría y disciplina, y está llena
de energía" (Proverbios 16:16).
"Soy una persona que da. Hay mayor bendición en dar que
recibir. ¡Me encanta dar! Tengo suficiente dinero para dar todo
el tiempo" (Hechos 20:35; 2 Corintios 9:7-8).
"Todos los días, personalmente, por teléfono o correo, recibo
invitaciones para enseñar" (Apocalipsis 3:7-8).
"Soy una mujer muy próspera. Todas las cosas en las cuales
pongo mis manos, o me ocupo, prosperan. Todas las áreas de
mi vida prosperan: la espiritual, mental, financiera y social"
(Génesis 39:3; Josué 1:8; 3 Juan 2).
"He pagado todo lo que poseo. No le debo a nadie nada,
excepto el debido amor en Cristo" (Romanos 13:8).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada